Cómo instalar un suelo radiante paso a paso

¿Necesitas instalar suelo radiante en tu vivienda o negocio y te gustaría saber cómo hacerlo?

En este post te vamos a ayudar en la instalación de suelo radiante explicándote el proceso paso a paso.

Pero antes de comenzar, debes saber que instalar un sistema de climatización por suelo radiante es un proceso totalmente seguro y confiable, esto se debe a que se realiza con elementos prefabricados que han sido debidamente testados -para garantizar su calidad y durabilidad-.

Dicho esto, existen dos tipos de instalaciones de suelo radiante:

  1. Suelo radiante con mortero (por agua o hidrónico)
  2. Suelo radiante sin mortero (eléctrico o hilo radiante)

Esto quiere decir que los pasos y la dificultad de instalación dependerán básicamente del tipo de suelo radiante que queramos o podamos instalar.

Cuáles son los componentes del suelo radiante:

  • Panel aislante
  • Tuberías
  • Banda experimental
  • Placa de mortero (por agua o hidrónico)
  • Difusor (eléctrico o hilo radiante)
  • Colectores
  • Regulación

El suelo radiante es, en definitiva, una de las alternativas más estéticas porque es completamente invisible una vez instalado.

En este artículo, vamos a mostrarte cómo instalar suelo radiante paso a paso.

Si te interesa, aquí también puedes saber cuál es el precio estimado de una instalaciónde suelo radiante.

Detalles pre instalación

Aunque tú mismo puedes hacer una instalación de suelo radiante, debes saber que no es una tarea sencilla.

Al contrario, tendrás que realizar labores avanzadas de albañilería que, sin experiencia, pueden terminar con un mal resultado.

Dificultad

  • Suelo radiante con mortero: Dificultad alta de instalación
  • Suelo radiante sin mortero: Dificultad media de instalación

Cuanto mayor sea la precisión de la instalación, mayor será la eficacia del sistema.

Tiempo

Entre 3 y 10 días. Dependerá del tipo de suelo radiante.

Altura mínima

Uno de los requisitos más importantes a la hora de instalar un suelo radiante en una vivienda es que disponga de suficiente altura.

“Se necesitan de 8 a 10 cm de altura para integrar todos los elementos de la instalación.”

En viviendas nuevas esto no supone ningún problema, pero en las rehabilitadas puede llegar a serlo, aunque no en todos los casos.

Cómo instalar un suelo radiante con altura insuficiente

“Para estos casos, lo ideal es utilizar un sistema de suelo radiante Seco”.

El suelo radiante seco no necesita recrecido de mortero para su funcionamiento, debido a que el pavimento final se coloca directamente sobre las tuberías radiantes.

Aunque esta es una solución versátil, resulta menos eficiente y más costosa que el suelo radiante convencional.

Además, solo es válida para proporcionar calefacción, ya que el aporte de refrigeración es mínimo.

¿Prefieres contratar a un profesional para instalar tu suelo radiante? Solicita AHORA tu estudio gratuito

Por otra parte, el suelo radiante tradicional cuenta con una serie de componentes comunes en cualquier instalación.

Componentes del suelo radiante

A continuación, te mencionaremos de forma rápida en qué consiste cada elemento necesario para la instalación de un suelo radiante.

1. Panel aislante

El panel aislante es la base sobre la que se colocan los circuitos de tubería.

Actúa como un aislamiento térmico y acústico. Además, sirve de guía para la colocación de la tubería.

2. Tuberías

Se trata de tubos plásticos que transportan el agua a lo largo de la superficie que se va a climatizar (calefacción/refrigeración).

3. Banda perimetral

Es una banda de espuma que funciona como aislamiento lateral para el borde de las placas y asegura la separación entre el suelo radiante y las paredes.

Su objetivo es evitar los puentes térmicos, absorbiendo las posibles dilataciones del suelo.

4. Placa de mortero/Difusor

La placa de mortero es una capa de cemento que cubre todos los elementos de la instalación del suelo radiante sobre la que se coloca el revestimiento final del suelo (madera, plaqueta, etc.).

Por su parte, el difusor es un elemento metálico que, en contacto con las tuberías, trasmite el calor hacia la superficie de la estancia. Éste se utiliza en suelos radiantes donde no es posible instalar una placa de mortero.

5. Colectores

Son los encargados de distribuir el caudal de agua necesario a cada uno de los circuitos en función de la demanda.

6. Regulación

Son elementos necesarios para el control de la temperatura de cada una de las estancias (termostatos, sondas, etc.).

Si ya tienes experiencia realizando instalaciones similares, dispones del tiempo necesario y prefieres hacer la instalación tú mismo, entonces solo nos queda mostrarte los pasos para instalar el suelo radiante.

Pasos para instalar un suelo radiante con mortero (por agua o hidrónico)

Este tipo de instalación es más compleja. De todas maneras, son pasos cortos y precisos los que debes seguir.

1. Preparar el suelo

Lo primero de todo es limpiar y nivelar el terreno.

  • Hay que intentar que la superficie de forjado sea lo más lisa posible para colocar adecuadamente el panel aislante, ya que estos pueden quebrarse si se colocan sobresuperficies irregulares.
  • Se coloca un film aislante si es preciso para aislar de humedades en plantas bajas.
  • Se coloca la banda perimetral de plástico. Al instalar suelos radiantes en zonas húmedas, como baños y cocinas, se debe tener la precaución de rodear los tubos de desagüe con una banda perimetral. Así evitarás la formación de puentes térmicos y posibles problemas de absorción de dilataciones.

2. Instalar el equipo de distribución (colectores)

El siguiente paso consiste en instalar los colectores para conectar el sistema de calefacción a la caldera o a la bomba de calor.

Desde este punto saldrán y volverán los distintos circuitos de tuberías y, nos permitirá regular la temperatura individualmente en cada estancia.

  • Por lo general, se colocan siempre ocultos y a una altura media en armarios empotrados como los de la cocina, en la sala de calderas, debajo de las escaleras o similares.

3. Colocar el panel aislante

A continuación, se colocan las placas que servirán para colocar las tuberías por toda la superficie de la vivienda o local.

  • La unión entre paneles suele realizarse por machihembrado.
  • Es importante tener en cuenta que la instalación de suelo radiante requiere un espacio extra entre el forjado y el solado (aproximadamente 8 cm de altura adicional), por lo que se debe prever desde el inicio del proyecto.
  • Es imprescindible colocar bien los paneles para que las juntas queden totalmente cerradas. En caso contrario, el mortero que se añada después podría provocar un puente térmico.

4. Colocarlas tuberías

Las tuberías se instalan sobre las placas de aislamiento.

Algunos paneles vienen ya preparados con protuberancias para que la tubería quede encajada al colocarla.

Si el panel es liso, será necesario utilizar grapas para fijar los tubos.

  • La instalación del tubo suele realizarse entre dos personas: mientras una sostiene y desenrolla la bobina del tubo, la segunda va insertando el tubo en las placas.
  • Es necesario prever juntas de dilatación para áreas superiores a los 40 m2 o cuando la longitud de la habitación sea igual o mayor a dos veces la anchura.

5. Comprobar la instalación y probar la presión

Antes de verter el mortero y tapar la instalación, es necesario comprobar que el circuito funciona adecuadamente.

  • La norma exige para las instalaciones de suelo radiante que los tubos sean probados a una presión de prueba de 6 bares durante 24 horas antes de ser cubierta.

6. Verter el mortero y solado

El llenado de la instalación debe realizarse lentamente, circuito por circuito, para reducir al máximo la entrada de aire.

  • La temperatura del mortero y del suelo de la habitación no debe caer por debajo de 5ºC y debe mantenerse así 3 días.
  • La colocación del solado se realizará transcurridos 28 días del vertido del hormigón.

¿Te gustaría instalar suelo radiante en tu casa o negocio? Solicita AHORA tu estudio gratuito

Pasos para instalar un suelo radiante sin mortero (eléctrico o hilo radiante)

Este tipo de instalación es más sencilla que la anterior.

No obstante, el consumo energético de este sistema es mucho mayor.

1. Instalar las cajas de registro

El primer paso es localizar el punto de luz que va a abastecer nuestro sistema de calefacción por suelo radiante para instalar las cajas de registro.

Se instalan dos cajas de registro:

  • una para el termostato
  • y otra para la conexión eléctrica del sistema

La caja del termostato se comunicará mediante dos tubos con la caja eléctrica. A su vez, desde la caja de registro saldrán otros dos tubos.

El objetivo del primer tubo será la alimentación del sistema o dispositivo mientras que el segundo es necesario para instalar la sonda.

2. Preparar el suelo

La preparación del suelo es muy parecida a la que realizamos con el suelo radiante con mortero:

  • Primero se limpia y nivela el suelo (si fuese necesario)
  • Segundo, se coloca una lámina de aislamiento térmico para evitar que el calor se pierda hacia abajo.

Es importante dejar un cable preparado para conectarlo posteriormente al suelo radiante.

Hay que calcular bien que la longitud del cable sea suficiente.

3. Instalar el hilo radiante o difusor

Una vez hayamos acondicionado la estancia, podemos proceder a instalar el hilo radiante:

  • Primero hay que tender el circuito, distribuyéndolo de manera que podamos ocupar el mayor espacio posible.
  • Después hay que termosellar el extremo final del cable y realizar los empalmes necesarios, conectando el circuito a la caja de conexión.

4. Comprobar que funciona

Antes de cubrir el suelo tendremos que comprobar que el sistema funciona sin problemas.

De hecho, es muy importante verificar la continuidad del cable calefactor.

5. Cubrir el suelo radiante

Casi para finalizar, tenemos que encargarnos de cubrir la instalación, para ello, tenemos dos opciones:

  • Podríamos cubrir la instalación con un mortero (de unos 3 cm) al igual que hicimos con el suelo radiante por agua. Posteriormente, lo dejaríamos fraguar y colocaríamos el suelo.
  • La otra opción consiste en combinar la instalación con mantas térmicas y colocar directamente un suelo laminado o superficie similar.

Es imprescindible comprobar previamente que el suelo que queremos instalar es compatible con el sistema de calefacción.

6. Instalar un termostato

Y, para finalizar, necesitaremos algún tipo de dispositivo para controlar la temperatura. Es decir, nos quedará instalar el termostato.

  • Hay que subir los cables necesarios desde la caja de registro sin olvidarnos del cable de la sonda.
  • En muy poco tiempo podrás empezar a disfrutar del nuevo suelo radiante.

Conclusión

Sabemos que  a la hora de llevar a la práctica todo lo que hemos mencionado en esta guía puede llegar a ser confuso.

Por esta razón, puedes dejarnos cualquier tipo de comentario o duda y te la responderemos cuanto antes.

Esperamos que este artículo te haya servido como orientación.

Desde Energanova siempre recomendaremos consultar a un instalador de calefacción acreditado para resolver tus dudas y realizar tu proyecto con el mejor resultado posible.

Contrata a un experto para instalar el suelo radiante

Vanesa
Vanesa
Departamento de marketing y comunicación en Energanova.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre cuánto puedes ahorrar con un sistema de autoconsumo fotovoltaico con bomba de calor

Sin inversión inicial, lo pagarás con el ahorro generado