8 motivos para instalar calefacción por suelo radiante

¿Estás pensando en instalar calefacción con suelo radiante pero tienes dudas?

En este post vamos a arrojar un poco de luz sobre este sistema cada vez más demandado tanto para hogares como para empresas.

El suelo radiante es el sistema más eficiente y económico para dar calefacción y, a la vez, refrescar tu hogar.

Está constituido por una red de tuberías distribuidas uniformemente bajo el pavimento, por las que circula agua.

De este modo, se consigue una temperatura muy estable y confortable tanto en meses fríos (invierno), como en meses calurosos (verano).

Su funcionamiento es fiable y está comprobado desde hace más de 40 años, sobre todo en países del norte y centro de Europa.

Cómo funciona el suelo radiante

Antes de mostrarte los beneficios de instalar un suelo radiante en tu vivienda, puedes ver en el siguiente vídeo información más detallada sobre:

  • en qué consiste
  • cómo funciona
  • qué precio tiene
  • y si realmente es rentable instalar el sistema de calefacción por suelo radiante

Ahora sí, pasemos a lo que nos compete: las 8 razones por las cuales te animamos a probar este increíble y eficiente sistema de calefacción.

1. Ahorro energético

Al emplear una temperatura de impulsión menor a la que se utiliza con los radiadores, conseguimos esa sensación de confort con un menor coste energético.

Los circuitos que transportan el agua son bastante finos (entre 6 y 10 mm). Esto significa que el caudal de agua a mover es mínimo, de modo que la cantidad de energía necesaria para calentar o enfriar también lo será. Por ello, las temperaturas a las que opera son bajas (entre 30 y 45 grados), lo que lo convierte en un sistema muy eficiente.

De hecho, para conseguir un mejor ahorro energético a medio y largo plazo, es ideal combinar este sistema con otro sistema de energía renovable como la Aerotermia o Geotermia.

2. Bajo consumo

Los sistemas de suelo radiante funcionan con un circuito de agua a baja temperatura (entre 30 y 45º) frente a sistemas tradicionales como los radiadores, que necesitan mayores temperaturas de impulsión (entre 80 y 85º). Podríamos decir entonces que el suelo radiante consume en torno a un 25% menos de energía que otros sistemas tradicionales.

Además, si lo combinamos con una bomba de calor con sistema de aerotermia o geotermia, el consumo podría reducirse hasta un 80% si lo comparamos con sistemas tradicionales.

3. Elevado nivel de confort

El suelo radiante permite mantener una temperatura constante en toda la vivienda. Y al contrario de lo que sucede con los radiadores y fan-coils, con el suelo radiante no existen focos de agua caliente.

Además, al no generarse corrientes de aire, evitamos que se reseque el ambiente y el movimiento de polvo de ácaros, muy perjudicial para la salud.

4. Sistema invisible

El suelo radiante es ideal si no tenemos una vivienda muy grande, porque destinamos el poco espacio disponible para instalarlo sin reducir espacio útil.

Es un sistema invisible que está instalado bajo el pavimento o piso. Esto es muy importante porque no daña la estética de la vivienda, como puede suceder a veces con los generadores que condicionan mucho la decoración.

Tan sólo se deberá tener en cuenta la colocación de un armario para los colectores hidráulicos (similar a un armario de luces) en la pared. El espacio habitable queda de esta forma totalmente libre para el diseño de interiores.

5. Suelo radiante refrescante

El suelo radiante puede ser muy refrescante si lo combinamos con una bomba de calor, porque además de utilizarlo para calentar, sirve para refrescar durante los meses calurosos. Lo mejor de esto es que no es necesario realizar otra instalación y se puede conseguir a través de la misma red de tuberías, cosa que no sucede con los radiadores.

Conseguimos calentar o refrescar la estancia simplemente regulando la temperatura del agua (entre 13º y 18º para refrescar la vivienda).

6. Calor regulable

El suelo radiante se instala en zonas independientes para que, si se quiere, se pueda regular la climatización de cada estancia de forma individualizada. Por ejemplo, puedes subir la temperatura del baño a la hora de bañarte.

Y gracias a la domótica, puedes ordenar el encendido desde cualquier lugar para encontrarte la temperatura que deseas al llegar a casa.

7. Compatible con muchos tipos de suelo

Si bien es posible instalar suelo radiante en prácticamente todo tipo de pavimentos, hay materiales que darán mejores resultados y, por lo tanto, resultarán más eficientes.

De este modo, será mejor acompañar un sistema de calefacción de este tipo con baldosas, cerámicas o piedra (como el mármol), materiales que tienen una alta conductividad térmica, o lo que es lo mismo, logran que el calor se transfiera rápidamente a la superficie del suelo.

Dicho esto, el parqué no es una muy buena elección para instalar suelo radiante.

8. Uso de energías renovables

Al tratarse del sistema de calefacción que emplea la temperatura de impulsión de agua más baja (entre 30 y 45º), generalmente utiliza para su funcionamiento fuentes de energía renovables, como la aerotermia o la geotermia. Esto lo convierte en uno de los sistemas de calefacción más respetuosos con el medio ambiente.

A continuación te dejamos un vídeo sobre cómo climatizamos la Catedral de Burgos (patrimonio de la humanidad) con suelo radiante

Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, aunque pueda parecer costoso a priori, el retorno de la inversión inicial y el ahorro posterior es tan grande que al final, sale más barato que instalar cualquier otro sistema de climatización convencional del mercado.

Si tienes alguna duda sobre el artículo, déjanos un comentario abajo o escríbenos.

También podemos hacerte un estudio energético gratuito, de modo que conocerás el precio del suelo radiante para tu vivienda, así como el consumo estimado y el ahorro generado respecto a otros sistemas tradicionales.

Además, si lo necesitas, podemos gestionar tu subvención para que no tengas que preocuparte de nada.

Desde este enlace puedes calcular el precio estimado para suelo radiante en tu vivienda.

Vanesa
Vanesa
Departamento de marketing y comunicación en Energanova.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre cuánto puedes ahorrar con un sistema de autoconsumo fotovoltaico con bomba de calor

Sin inversión inicial, lo pagarás con el ahorro generado