Con este post queremos ayudarte a tomar esa decisión que hace tiempo que te ronda por la cabeza, pero que aún no acabas de ver clara.

El motivo por el que aún no te has decidido a instalar un sistema de energía fotovoltaica para tu vivienda, probablemente sea porque crees que es demasiado caro.

Antes de nada, déjanos decirte que esto no es así. Y es que este el principal motivo por el que muchas personas destierran la idea de consumir energías renovables en su hogar.

En los últimos años, los sistemas de autoconsumo fotovoltaico han evolucionado mucho. Esto, unido a una competencia en el sector cada vez mayor, hace que los precios de estas instalaciones se hayan reducido alrededor de un 80% en la última década, haciéndolas accesibles a muchos bolsillos.

Pero hay más motivos por los que su precio es menor de lo que siempre has creído: el ahorro en la factura de la luz mes a mes, las subvenciones a las que puedes acogerte o los beneficios fiscales son algunas de las razones por las que te va a resultar muy rentable contar con una instalación fotovoltaica en tu vivienda.

Aquí te lo explicaremos todo con más detalle y directo al grano, para que puedas entender de forma sencilla el gran cambio que te va a suponer unirte a la energía del Sol y olvidarte de las compañías eléctricas que no dejan de subir la luz.

Además, encontrarás algunas preguntas y respuestas que se hacen las personas sobre este tipo de sistemas, previo paso a la toma de decisión.

Pero antes de entrar de lleno en el precio de una instalación de placas solares en una vivienda unifamiliar, es interesante que conozcas algunos datos sobre estos sistemas de autoconsumo.

Tipos de instalaciones fotovoltaicas

Existen dos tipos de instalaciones:

Instalaciones conectadas a la red eléctrica

Esta instalación te permitirá producir tu propia energía pero, al mismo tiempo, seguirás conectado a la red eléctrica.

De este modo, en caso de no producir energía suficiente por el motivo que sea (porque se haya agotado o por falta de irradiación solar), nunca te faltará electricidad para tu consumo habitual.

En caso contrario, es decir, que produzcas más energía de la que consumes, el excedente se puede verter a la red eléctrica, favoreciendo su aprovechamiento.

Instalaciones fotovoltaicas aisladas

En este caso, estarás desconectado de la red eléctrica por completo. Estas instalaciones normalmente hacen uso de baterías para almacenar el excedente, que se utilizará en caso de que se agote toda la energía producida.

Este tipo de instalación se suele usar en viviendas que se encuentran muy aisladas y sin acceso a una conexión de red. También es habitual verlas en piscinas, sistemas de riego e incluso en autocaravanas.

Componentes de una instalación fotovoltaica

Los componentes que se deben instalar son los siguientes:

  • Paneles fotovoltaicos: normalmente se colocan en la cubierta o en la terraza de la casa. Su función es producir electricidad a partir de la luz que incide sobre ellos mediante el efecto fotoeléctrico.
  • Inversor solar y regulador de carga: este equipo transforma la energía generada por los paneles en energía útil para que puedas utilizarla en tu vivienda. Su función es convertir la corriente continua en corriente alterna.
  • Sistema de monitorización: este sistema envía información de la generación de energía y del estado de la instalación a tu teléfono móvil.
  • Contador bidireccional: este equipo contabiliza la electricidad de la compañía que se consume en el hogar. Tras la instalación de un sistema de autoconsumo fotovoltaico, dicho contador también contabilizará la electricidad sobrante, que se inyectará a la red.
  • Baterías: además de lo anterior, en el caso de instalaciones no conectadas a la red eléctrica, serán necesarias baterías solares para su funcionamiento.

Precio de instalación de placas solares en vivienda unifamiliar

El precio de instalar paneles solares en una vivienda varía mucho en función de múltiples factores como pueden ser: la calidad de los componentes, el proceso de instalación, los metros cuadrados de paneles, así como las características concretas de la instalación.

En líneas generales, una instalación de autoconsumo fotovoltaica para una vivienda unifamiliar puede oscilar entre 0.8€ y 1,4€ por kWh de consumo anual. Según esto, para una vivienda con un consumo medio anual de 6.000 kWh, el presupuesto de instalación estaría entre los 4.000 y 7.000€.

Si nos detenemos más en el detalle de este presupuesto, el principal gasto se lo llevan las placas solares y el inversor solar, rondando el 75% del precio total de la instalación:

  • Entre 250 € y 350 € por cada panel.
  • Entre 1.200 € y 1.600 € el inversor.

En cuanto a los contadores, el sistema de monitorización, el cableado, conexionado y la mano de obra, tienen un precio de unos 2.500€.

¿En cuánto tiempo se amortiza una instalación de placas solares en una vivienda?

Llegado a este punto, probablemente te estés preguntando en cuánto tiempo vas a poder amortizar tus paneles solares. Según nuestra experiencia, el tiempo de amortización medio para una vivienda unifamiliar está entre los 6 y 9 años.

No obstante, hay algunos factores que influyen a la hora de calcular el tiempo en que vas a recuperar tu inversión:

  • Energía consumida: cuanta más energía consumas, menor será el periodo de amortización.
  • Ubicación geográfica y orientación : no obtendrás el mismo aprovechamiento energético si vives en el sur que si vives en el norte. Tampoco si la orientación de los paneles está en una u otra dirección.
  • Subvenciones: en algunas comunidades autónomas existen ayudas hasta del 50% para financiar tu instalación. Algo que debes tener muy en cuenta para calcular el importe final que te va a costar, contando con estas subvenciones.
  • Bonificaciones fiscales: también podrás beneficiarte de un 50% de reducción del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) hasta 5 años, dependiendo del municipio. En total, serían entre 1.000 y 2.500€ de ahorro.

Tras la lectura de todo esto, es fácil llegar a la conclusión de que es una inversión asegurada. Aunque tengas que realizar un gasto inicial, piensa que desde el primer momento empezarás a ahorrar en electricidad.

¿Cuánto ahorraré en luz con paneles solares?

Si tienes, por ejemplo, una vivienda unifamiliar de 200m2 con 2 plantas y piscina y pagas una factura de luz de 120€/mes, tendrías que hacer una inversión inicial de 7.000 € en una instalación fotovoltaica.

En este caso, cada mes podrías estar ahorrando 70€ solo en consumo.

Además, debes tener en cuenta que la inversión inicial se podría ver reducida hasta en un 50% si optas a una subvención y todavía más si te acoges a las bonificaciones fiscales disponibles para este tipo de instalaciones.

¿Cuál es el tiempo de vida de una instalación de autoconsumo para una vivienda?

Normalmente se dice que una instalación de paneles de energía solar para autoconsumo tiene una vida media útil de 25 años.

No obstante, una placa solar puede funcionar incluso durante más de treinta años. Lo que sucede es que la potencia va disminuyendo con los años, especialmente a partir de los 20 años, ya que las células fotovoltaicas se van degradando.

Si se realiza un adecuado mantenimiento, una instalación fotovoltaica podría tener incluso una vida útil de hasta 35 años.

A partir de esa fecha, sería necesario comprobar la potencia generada por los paneles fotovoltaicos para verificar que produce la energía suficiente en relación a la demanda de la vivienda.

¿Qué influye en el rendimiento de una instalación fotovoltaica?

Una instalación de placas solares tendrá un rendimiento mayor o menor dependiendo de:

  • La situación geográfica: si tu vivienda está situada en el sur de España, recibirá un 27% más de radiación solar con respecto a las ubicadas en el norte.
  • La orientación: si está orientada al sur producirá un 54% más de energía que si se encuentra orientada al norte, de modo que serán más rentables.
  • La inclinación del panel: como mínimo se recomienda una inclinación del panel del 30% para un mayor aprovechamiento de la energía del Sol.

¿Cuántas placas solares necesito para mi casa?

El número de placas solares fotovoltaicos para una casa dependerá principalmente de tres factores:

  1. Tus necesidades energéticas, es decir, cuántos Kwh anuales consumirás.
  2. La potencia de cada panel solar.
  3. Las características de la vivienda.

Un consumo medio de un hogar en España oscila entre 5.000 y 8.000 kWh anuales. Según esto, a grandes rasgos, podemos decir que una instalación fotovoltaica promedio necesita de 6 a 8 paneles solares.

Otra forma de calcular el número de paneles que vas a necesitar es teniendo en cuenta tu factura de luz:

  • Hasta 50 €: necesitarás de 3 a 4 paneles.
  • De 50 a 100 €: de 5 a 9 paneles.
  • Más de 100 €: entre 9 y 10 paneles.

Requisitos para instalar placas fotovoltaicas en una vivienda unifamiliar

Para instalar paneles en una casa unifamiliar es necesario:

  • Contar con una superficie libre de sombras, que puede ser un tejado, una terraza o un terreno en propiedad, que permita una inclinación de los paneles de al menos 30º.
  • Disponer en el edificio o en la propiedad de una superficie de más de 20 m2 para este uso.
  • Si se instala en el tejado, este debe encontrarse en buen estado como para aguantar condiciones meteorológicas adversas durante varios años. Piensa que una instalación fotovoltaica dura algo más de 25 años, de modo que si tienes previsto cambiar el tejado antes de ese tiempo, es preferible que lo hagas antes de poner paneles solares.

Por su parte, a nivel legal no existe ninguna legislación que prohíba la instalación de placas solares en una vivienda unifamiliar siempre y cuando se cumpla con la normativa local vigente.

En este sentido, una empresa instaladora con suficiente experiencia sabrá cómo hacer una instalación de este tipo con todas las de la Ley.

¿Qué mantenimiento necesitan las placas solares para viviendas?

El mantenimiento de un sistema fotovoltaico es bastante sencillo. Básicamente consiste en limpiar las placas periódicamente, sin necesidad de contratar servicios profesionales.

Ten en cuenta que las placas solares tienen una película antiadherente que impide la acumulación de suciedad, por lo que se mantienen en buenas condiciones durante bastante tiempo.

No obstante, conviene asegurarse de que se encuentren siempre en un estado adecuado ya que, en caso contrario, su rendimiento se podría ver afectado.

El polvo o la suciedad acumulada pueden hacer que los paneles reciban menos radiación solar reduciendo su rendimiento. Por ello, si vives en una zona con un alto nivel de polvo (por ejemplo, cerca de una fábrica o de una carretera muy transitada), tendrás que realizar una limpieza con mayor frecuencia.

¿Cada cuánto debo limpiar las placas solares?

Como norma general es suficiente con limpiarlas una vez al año. Si lo hacemos así en condiciones normales conseguiremos mantener un rendimiento adecuado de nuestra instalación fotovoltaica.

¿Cómo puedo limpiar mis paneles fotovoltaicos?

Para una correcta limpieza será suficiente con utilizar una esponja suave con agua y muy poco jabón, para facilitar el aclarado. A continuación, se aclara el panel con abundante agua, asegurándote de que no queden restos de jabón.

Se recomienda no usar esponjas ásperas o de materiales que puedan dañar la superficie, así como tampoco debes usar detergentes.

Si quieres olvidarte por completo de la factura de la luz de tu vivienda y buscas una empresa que te ayude con ello, en Energanova tenemos la solución que te permitirá disfrutar del confort que siempre has querido, con una fuente renovable y 100% GRATIS.

Solicita AHORA tu estudio Gratuito. ¡Te esperamos!

Valoración
[Votos: 0 Promedio: 0]