10 Ventajas y Desventajas de las Energías Renovables.

Se está volviendo imprescindible conocer cuáles son las energías renovables que tenemos a nuestra disposición, sobre todo, porque el nivel de contaminación se hace cada vez más evidente en muchas partes del planeta. Esto lo podemos comprobar porque cada año los veranos son más calientes y los inviernos más fríos.

Dicho esto, la mejor manera de combatir y sobrevivir a este desequilibro climático y, además, ayudar al medio ambiente, es utilizar las energías renovables.

Por esta razón, en este artículo te vamos a comentar rápidamente qué son las energías renovables y cuáles son las ventajas y desventajas de invertir en ellas.

2 tipos de energías

Lo primero que tienes que saber, es que existen 2 tipos de energías:

  • Las energías renovables
  • Las energías NO renovables

Energías renovables

Este tipo de energía consiste en mucho más que sol, agua y viento. En realidad, energías renovables son todas aquellas fuentes de energía ilimitadas que provienen de recursos naturales.

Ejemplos de energías renovables:

  • Solar (placas solares y fotovoltaicas)
  • Eólica (aerogeneradores eólicos)
  • Hidráulica (represas de agua)
  • Biomasa (materia orgánica de origen vegetal o animal)
    • Natural– procede de la naturaleza, como hojas o ramas pequeñas.
    • Seca – procede tanto de la naturaleza como de procesos industriales, como cáscaras de frutos secos, serrín o desechos de las podas frutales.
    • Residual – procede de entornos urbanos, como estiércol, basuras urbanas, desechos de paja, residuos de mataderos, vertidos biodegradables de las aguas residuales, entre otros.
    • Producida – proceden de los cultivos energéticos, como el miscanto, cardos o girasoles.
    • Biocarburantes – proceden del reciclado de aceites y de la transformación de cultivos como el maíz, girasol o trigo.
  • Biogás (biodegradando materia orgánica en dispositivos sin oxígeno)
  • Mareomotriz (mareas u olas)
  • Geotérmica (aprovechamiento de las temperaturas bajo la superficie terrestre)

En resumen, se trata de una de las fuentes energéticas más baratas, seguras y respetuosas con el medio ambiente (siempre y cuando se haga de una forma controlada).

También se les conoce como energías alternativas, limpias o verdes.

Energías NO renovables

Por otro lado, las energías no renovables como su nombre indica, son todas aquellas energías que también obtenemos de la naturaleza, pero de forma limitada, es decir, que se agotan.

Ejemplos de energías NO renovables:

  • Combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural).
  • Combustibles nucleares (uranio,plutonio y todos aquellos elementos químicos que sean capaces de producir energía por fisión nuclear).

Este tipo de energía no solo es agotable, sino que genera mucha contaminación y problemas geopolíticos (por nombrar solo 3 desventajas).

7 Ventajas de las energías renovables

Teniendo ya claro cuáles son las energías renovables que existen actualmente, podemos mencionar algunas de sus pros o ventajas.

1.      Contaminación mínima

La principal ventaja de las energías renovables es que son respetuosas con el medio ambiente, es decir, que no contaminan ni contribuyen al efecto invernadero.

No producen CO2 (dióxido de carbono) u otros gases contaminantes como sí ocurre con los combustibles fósiles.

Tampoco es necesario ser agresivo con el medio ambiente para hacerse con este tipo de energía, ya que se puede aprovechar de forma sostenible.

2.      Fuentes ilimitadas

Las fuentes naturales como el sol, agua y viento son inagotables .

Dependiendo de la geomorfología y condiciones atmosféricas de cada país, se puede aprovechar más un recurso que otro: represas, aerogeneradores eólicos, paneles o placas solares, etc.

3.      Salud garantizada

Es muy fácil de desmantelar un sistema de energía renovable y no hay que esperar cientos, miles o millones de años para que se descompongan los combustibles, como sí ocurre con la energía nuclear (para muestra un botón, la pata de elefante que se encuentra debajo del reactor número cuatro de la central nuclear de Chernóbil).

Básicamente, no generan residuos tóxicos a largo plazo.

4.      Estimulan el autoconsumo

Tarde o temprano, todas las viviendas van a tener que implementar un sistema de energía autosuficiente. No solo por practicidad, sino porque promueve la economía local y deja de lado la dependencia del exterior.

Gracias a que los recursos naturales están disponibles a lo largo de todo el planeta, muchos gobiernos han podido desarrollar tecnologías propias sin tener que depender de la importación de combustibles fósiles. A tal punto, que ya es posible fabricar este tipo de energía en nuestras propias viviendas.

5.      Generan empleo

Según el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se prevé en tan solo 10 años (para 2030) la desaparición de 6 millones de empleos en las industrias más contaminantes, al tiempo que se registran o crean 24 millones de empleos verdes.

En España, existen aproximadamente 500.000 personas en el sector verde (energías renovables), eso equivale al 2.5% de la fuerza laboral. Se espera que la cifra se triplique para el año 2030 a 1.5 millones de personas.

Sin duda es un plan ambicioso, pero si todos ponemos nuestro granito de arena para reducir en un 55% las emisiones de gases contaminantes (para el 2030) habremos alcanzado el objetivo, que, sin duda, nos beneficia a todos.

6.      Mayor cobertura global

No todos los países tienen la fortuna -o tragedia- de contar con yacimientos petrolíferos, de gas, carbón y demás combustibles fósiles. De hecho, existe un reducido grupo de países que tienen el monopolio de estos combustibles y a raíz de ello, surgen muchos problemas geopolíticos.

Afortunadamente, los combustibles o energías renovables son accesibles en casi todos los rincones del planeta, siempre y cuando exista una adecuada planificación y se pueda asumir la importante inversión inicial.

7.      Fuera de la especulación

Los combustibles fósiles requieren una gran inversión económica tanto para la exploración de nuevos yacimientos, como para la explotación de los mismos. Esto genera una gran especulación en los precios del mercado.

Por otro lado, el coste de la energía renovable es “previsible” y gracias a ello, se pueden planificar con más exactitud los proyectos.

En este punto, también está incluido el valor de la factura de luz a final de cada mes, que es mucho más económico a largo plazo.

Por esta y demás razones, siempre vamos a aconsejarte que incorpores un de sistema de energías renovables en tu vivienda.

Descubre cuáles son los mejores sistemas de calefacción que funcionan con energía renovable

3 Desventajas de las energías renovables

Así como existen decenas de beneficios por los cuales utilizar la energía renovable, también tienen algunas desventajas o complicaciones (aunque no son ni de lejos, razones suficientes para no implementarlas).

A continuación te mencionamos los contras de este tipo de energía.

1.      Adquisición de recursos irregular

Para tener acceso a la energía renovable es necesario que los recursos naturales (sol, agua, viento, entre otros) estén disponibles siempre (o casi siempre), pero esto supone un problema para varias regiones del planeta.

  • Básicamente, si en una determinada región no predomina el viento, no es rentable montar un sistema eólico (de aerogeneradores). La instalación de estos aerogeneradores también puede afectar las migraciones de las aves o impactar visualmente en el paisaje.
  • Una región sin ríos o mares, no puede instalar un sistema hidroeléctrico.
  • Los habitantes de un país con predominancia de clima nublado, no podrán beneficiarse tanto de tener paneles solares en los tejados. Además, que requiere de un espacio amplio donde instarlos.

Básicamente, cada país o región tiene que adecuarse a las condiciones atmosféricas predominantes en la zona para hacer uso de este tipo de energía.

Sin embargo, y a pesar de todo lo dicho, se está optimizando el modo en que se obtiene energía renovable. A día de hoy ya existen sistemas de almacenamiento muy eficientes que permiten guardar tanta energía como demanda la red.

2.      Inversión inicial alta

Como es un tipo de energía con poca oferta en el mercado (no se consigue fácilmente) requiere de una gran inversión inicial. Por supuesto, termina siendo rentable a largo plazo, pero no todo el mundo puede asumir este coste inicial.

  • En el caso de la energía solar, a pesar de que es muy rentable a corto plazo, requiere contar con un gran terreno y una elevada inversión si el objetivo es venderla. No sería lo mismo si decidimos utilizarla para autoconsumo, ya que con el espacio disponible en nuestro tejado sería suficiente y la inversión sería mucho menor.
  • Por su parte, la energía eólica depende estrictamente de la ubicación de los aerogeneradores (molinos). No siempre disponemos de un terreno con los niveles de viento adecuados para producir la energía que necesitamos.

3. Otras desventajas

Una de las mayores desventajas de las energías renovables es la dificultad para almacenarla. En este sentido la tecnología de acumulación en baterías, por ejemplo, ha avanzado mucho. No obstante, todavía tiene ciertas desventajas, como el precio algo elevado y, en algunos, casos la falta de estabilidad. Por eso, los sistemas más recomendables son los de autoproducción y autoconsumo, como son, por ejemplo, la combinación de bomba de calor con fotovoltaica.

Conclusión

Para concluir, podríamos decir que estamos en una época de transición, en la que se está intentando poner a disposición de la población más energías limpias y disminuir a su vez, el uso de energías no renovables.

Lógicamente, esta transición requiere tiempo y, sobre todo, que tomemos conciencia de la necesidad de cambiar el modelo energético y de las grandes ventajas que conlleva un sistema basado en energías renovables.

Si has estado pensado en instalar un sistema de energía renovable para tu vivienda (como aerotermia, geotermia o autoconsumo fotovoltaico), no lo dudes porque estarás ahorrando dinero a largo plazo y contribuyendo con el medio ambiente.

Valoración
[Votos: 0 Promedio: 0]